25 octubre, 2020

Vacaciones, tiempo de reflexión…

Volvemos a la “normalidad” después de un tiempo necesario dedicado a la familia, “desconectar” y “cargar las pilas” con ganas de afrontar nuevos retos.

La diferencia entre percibir una situación de cambio como una amenaza o como una oportunidad depende, fundamentalmente, de la valoración mental que de forma automática hacemos y que nos dice si nuestros recursos son suficientes para hacer frente a esa situación inesperada.  Una persona ilusionada, es una persona que quiere romper sus límites aparentes y se encuentra motivada para conseguir algo importante en su vida.

Este tiempo de descanso nos puede permitir a aprender de nuestros fallos, hacer las correcciones necesarias e intentarlo de nuevo: el hombre/la mujer que no cae es fuerte, pero es más fuerte el hombre/la mujer que cae y se levanta.

Para ser eficiente es preciso aprender a pararse a pensar y planear. Muchos directivos no dedicamos el tiempo suficiente a visionar el futuro o buscar nuevas ideas de crecimiento e innovación. Si lo hiciéramos, ganaríamos claridad, intuición, concentración, serenidad, perspectiva y energía, cualidades muy necesarias para ejercer un liderazgo efectivo.

Los únicos límites a la creación de un nuevo futuro son nuestras dudas de hoy”.  Franklin Delano Roosevelt.

koldoorrantia

Amplia experiencia profesional adquirida en la multinacional de IT Atos, realizando Dirección de Proyectos y Desarrollo de Negocio. He colaborado como analista en el Fondo de Inversión especializado en marketplaces y clasificados MERCURIUS Early Investment. En la actualidad soy Director en la consultoría estratégica DIPCOM Corporate, SL y cofundador de EKAI CAPITAL PARTERNS, SL.

Ver todas las entradas de koldoorrantia →

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: