20 octubre, 2020

¿Qué competencias deberán desarrollar nuestr@s hij@s?

La II República fue pionera en la proclamación de una escuela única, gratuita y obligatoria hasta la enseñanza primaria en España (en 1930 la tasa de analfabetismo superaba el 30%). Ante ese panorama, y con unos factores políticos que no ayudaban (guerra civil, postguerra, dictadura), la “carrera profesional” de nuestr@s abuel@s se limitaba a un taller o fábrica. Sus “competencias profesionales“ se basaban en la especialización: peón, mozo, oficial de primera…

Con muchos esfuerzos y sacrificios, algunos de sus hij@s, pudieron ir a la Universidad y prepararse mejor ante una sociedad que comenzaba a cambiar.   La apertura a Europa, implicó la transformación del tejido industrial, las reconversiones derrumbaron el “paradigma una empresa-una vida”. El modelo educativo basado en una formación vertical, segmentada por ciencias y letras, parecía la solución a lo que mercado demandaba.

Mi generación, la del “baby boom”, la de estado del bienestar, la mejor preparada, en los últimos 25 años ha sufrido dos crisis económicas:  1993 y 2008 y la mayor época de bonanza económica conocida hasta la fecha: finales de la década de los 90. El “paradigma una empresa-una vida” desapareció y comienza a desplomarse el “paradigma de las competencias verticales”.  Ahora como padres y madres nos surgen nuevas inquietudes: ¿cuáles serán las competencias que deben desarrollar nuestr@s hij@s para hacer frente a los retos que la sociedad les demandará?

Muchos especialistas inciden en fomentar la iniciativa empresarial desde pequeño, incentivando la capacidad de imaginación y de trabajo. Quitar las barreras de sobreprotección, en mi opinión, les permitirá enfrentarse a problemas, con el reto de encontrar una solución, fomentando el trabajo en grupo para el desarrollo de la idea, siendo primordial (vector principal el hogar) recuperar valores como el compromiso, la transparencia, la justicia y la integración del diferente.  El desarrollo de competencias transversales desde el modelo educativo, servirá de palanca para enfrentarse al mundo que viene (¡ya está aquí!), donde la información fluirá con más velocidad que la actualidad, seremos más globales y el conocimiento avanzará de forma exponencial.

Como decía Maquiavelo, para transitar en tiempos de cambio se deberá tener visión, aprender a resistir, aprender a cambiar lo necesario y nunca perder la sonrisa.

koldoorrantia

Amplia experiencia profesional adquirida en la multinacional de IT Atos, realizando Dirección de Proyectos y Desarrollo de Negocio. He colaborado como analista en el Fondo de Inversión especializado en marketplaces y clasificados MERCURIUS Early Investment. En la actualidad soy Director en la consultoría estratégica DIPCOM Corporate, SL y cofundador de EKAI CAPITAL PARTERNS, SL.

Ver todas las entradas de koldoorrantia →

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: